Losas de cemento hidráulico hechos a mano

Este es un producto antiguo, a medio camino entre la artesanía y la industria, pero agradable a la vista. Los azulejos de cemento hidráulico están hechos a mano, y gracias a esto, tienen características exclusivas. Además de estas referencias encontradas en este catálogo, puede encontrar muchas otras en nuestra página web.

El origen del mosaico hidráulico remonta al sur de Francia, alrededor del año 1850, esparciendo su influencia por todos los vecinos de la cuenca del mediterrâneo y haciéndose igualmente popular en la Inglaterra Victoriana y en Rúsia por sus cualidades decorativas. La popularidad del mosaico se extendió a toda Europa, antiguas colónias europeas y sudamerica.No obstante todo esto,hasta el comienzo de los años 20, el mosaico hidráulico era considerado un producto reservado a la alta sociedad del época.

Con el advento de la industrialización delos años 60 desapareció casi por completado, siendo rescatado más tarde por la arquitectura contemporánea.

La producción del mosaico hidráulico en Portugal tuvo sus origines a comienzos del siglo pasado y su aparecimiento en muchas casa antiguas se hizo incluso muy después de su construcción. Hoy en dia podemos encontrarlos en las cocinas y aseos de muchas habitaciones cuyos propietarios hacen todo lo posible para mantenerlos o recuperarlos aún cuando las casas hayan sido sujetas a profundas remodelaciones.

Como antaño, hoy por hoy, los mosaicos siguen siendo elaborados artesanalmente pieza por pieza mediante el proceso de fabricación original.

De hecho no es posible producir industrialmente un mosaico manteniendo sus características astesanales y seguir ateniéndose al pedido particular de cada cliente: los colores, los matices, la textura y los acabamentos mates de cada pieza son inigualables e irrepetibles.
Cada pieza tiene anclada en si la seña de identidad del artesano y los gustos individuales de cada cliente por lo que es difícil hablar de dos piezas idênticas. Se trata, por lo tanto, de un producto ancestral que está a médio camino entre la artesanía y la industria y siempre capaz de infundir deleite a nuestros ojos.Los mosaicos hidráulicos son hechos a mano y es eso que les hace tener características muy propias.

Más allá de su materialidad lo que resulta muy interesante en los mosaicos hidráulicos es su expresividad y urbanidad.
Podemos hallar este tipo de mosaicos (en guisa de alfombra o pared ) en una multitud de ubicaciones, a saber: Mercados, iglesias, hospitales,museos, balcones, palácios y cualquier tipo de habitación en general.
Dicho sea de paso que se trata de un revestimiento democrático que nos cuenta una historia!

El proceso de fabricación del mosaico empieza por la transposición de un diseño a una matriz de cobre, hierro, estaño o acero, cuya función será la de separar los colores del diseño del mosaico.

La matriz es enseguida moldeada, soldada y fijada dentro de una caja metálica. Se prepara, en tinajas de metal, una pasta de cemento, arena, polvo de mármol, agua y óxidos metálicos para pigmentar. Cada tinaja recibe un preparado de color diferente.

Los preparados se colocarán en simultâneo en la matriz, cada cual en el compartimento que le corresponde. La matriz es enseguida ajustada para evitar escurrimientos  de pigmento entre los compartimentos, siendo después retirada cuidadosamente.

El secreto del producto está e la densidad que posee cada preparado pigmentado. Hay casos en que los diseños exigen que el preparado de color sea vaciado gota a gota.

Esta primera capa que constituye la capa superficial del remate es rociada con una mezcla de cemento gris y arena, lo que le confiere una mayor dureza. Luego se coloca la capa de base, hecha de argamasa de cemento, arena y agua. En esta fase el cemento eas prensado.

La operación del prensado es concluída de una vez sola, lo que permitirá al exceso de agua acumulada en la capa decorativa unirse a la capa de base. Después del prensado, el molde es retirado cuidadosamente y el mosaico es verificado manualmente.

Al mosaico se le sumergirá en agua durante al menos 8 horas para que ocurra el “ curado de argamasa “, o sea, mediante una reacción química se dará el endurecimiento y solidificación del producto. Esta compleja reacción química a travès del agua es lo que la al mosaico esta denominación: Mosaico hidráulico.

La última fase de este proceso de producción consiste en el secado de los mosaicos. Después de retirarlos del agua, los mosaicos son almacenados en una ubicacíon seca, durante un mes, para completar la “cristalización  del cemento”. Por fin estarán prontos para ser utilizados.

Resistencia al desgaste:

El cemento es muy duro y la capa pigmentada es muy profunda (3 a 4mm), por lo que la erosión no quita cálida técnica ni decorativa a los mosaicos. Según cuanto dicho por los especialistas, estos se ponen aún más bonitos com el paso del tiempo gracias a la producción sin impresión.

Plasticidad:

Hechos a base de argamasa de cemento, los mosaicos hidráulicos acompañan las deformaciones de la estructura del hormigón, tales como las dilataciones ( debidas a los cambios climáticos ), lo que hace que se puedan colocar sin junturas. Con un mínimo de junturas se producen auténticas “alfombras” en el pavimento.

Variedad:

Los mosaicos permiten distintos tipos de acabamentos: natural, mate, brillante, ecc.; distintos dibujos: clásico, contemporáneo, vegetal geométrico,ecc. y diversas combinaciones de materiales: madera,cemento polido, mármol, ecc.

Versatilidad:

El mosaico hidráulico puede combinarse con otros tipo de suelo, tales como de madera, terracota, piedra, permitiendo muchas soluciones originales.
MOSAICOS HIDRÁULICOS

Mosaicos mediterráneos hechos por pedido:

  • Un sinfin de diseños en catálogo de caráter tradicional y contemporâneo.
  • Una inmensa variedad de colores
  • Elaboración del diseño a pedido del cliente.
  • Calidad asegurada mediante la producción según el método artesanal y tradicional.
  • Entregas en 6 a 8 semanas.
  • Precios muy atractivos y competitivos.
  • Mosaicos lisos: opción del color para combinar con cualquier modelo decorado.
  • Producción de colores y matices específicos para proyectos especiales ( recuperaciones, ecc.)
  • Los colore tradicionales, ya perfectamente examinados, os dan la máxima garantia de estabilidad y duración.

El procedimiento de colocación que recomendamos es sencillo, limpio y rápido. Les rogamos, no obstante, que contacten a un profesional para llevar a cabo esta tarea.

1 PREPARACIÓN DE LA SUPERFÍCIE

– Prepare una superfície perfectamente nivelada hecha de hormigón o cemento autonivelante, dejando como mucho unos 20 mm de alto para aplicar los mosaicos ( 16mm para los mosaicos, 4mm para el pegamento).

– Deje secar la superfície completamente para evitar que se genere la evaporación de la humedad del interior de los mosaicos: eso podría suponer el depósito y acumulación de manchas de salitre.

– Si el diseño elegido fuera un “ tapiz de estilo tradicional “ empiece por disponer los mosaicos del centro, luego los bordes y por fin los mosaicos lisos del exterior con los recortes hacia la pared.

2 PREPARACIÓN DE LOS MOSAICOS

– Límpie e humedezca la faz inferior ( gris) del mosaico para mejorar la

Adherencia del “ cemento pegamento “.

– Límpie las paredes laterales para garantizar un unión perfecta.Para        cortar los mosaicos utilice un disco de diamante.

3 PREPARACIÓN DEL CEMENTO PEGAMENTO

– Aplique uniformemente el pegamento en la superfície elegida utilizando una espátula dentellada de tipo largo.

– Aplique enseguida el pegamento en la faz inferior del mosaico  (pegamento reforzado redoblado )

4 COLOCACIÓN

– Colocar los mosaicos y nivelarlos com mucho cuidado, un por un, aplastándolos ligaramente com la palmade la mano – martillar energicamente com un martillo de goma podría producir el aparecimiento gradual de pequeñas fisuras.

Los mosaicos se disponen:

– Sin dejar junturas entre ellos.

– Bien alineados ( para respectar el dibujo original)

–  Perfectamente nivelados ( los mosaicos no se pueden polir; el desnível de espesor  tolerado de + / – 1mm se puede compensar aplicando el “ cemento pegamento”.

Desaconsejamos la colocación directa de los mosaicos sobre el hormigón de grano fino ! El resultado sería mosaicos desnivelados sin  adherencia y ahuecados en su interior!

5 RELLENO DE LAS JUNTURAS

– El fino espacio entre las losas se rellena, junta por junta, con una pasta fluida de cemento, ayudados por una espátula.

– En los revestimientos lisos se puede pigmentar la “pasta de cemento para junturas” con el objeto de acercarla al color de los mosaicos. En los mosaicos ornados con diseños no se debe utilizar pasta pigmentada puesto que eso podría comprometer el trabajo hecho a mano.

– El exceso de pasta para junturas deberá  limpiarse/elimininarse lo antes posible com un paño húmedo.

6 LIMPIEZA DEL TRABAJO

– Limpiar inmediatamente los restos de cemento o suciedad del trabajo realizado  para que estos no adhiran a los mosaicos.

– Las manchas de cemento se pueden quitar mediante un lijado muy delicado que habrá de hacerse con una lija de agua nº 600.

7 SECADO

– Dejar secar los revestimientos/pavimentos luego terminados.

– No pisotear / aplastar los mosaicos antes de que el ” cemento pegamento” esté totalmente seco.

– El secado, en función de las condiciones meteorológicas, llevará algunos dias en quedar concluído.

– Al haber concluído el secado, los mosaicos recobrarán su aspecto y color originales.

Back to Top